Entrar
REDFARMA - farmacia online
 


Blog / Belleza / Básicos de belleza que no deben faltar en tu cuidado facial

Básicos de belleza que no deben faltar en tu cuidado facial

cuidado facial

Hoy en día debemos tener productos imprescindibles que deberíamos incluir en la rutina diaria del cuidado facial, ya no solo por estética sino también por salud.

Que debemos cuidar nuestra piel para combatir el envejecimiento es algo que hemos escuchado infinidad de veces pero ¿qué rutinas de cuidado facial aplicas en tu día a día realmente? Te contamos los pasos a seguir para un cuidado facial óptimo así como los básicos que no deberían faltar en tu neceser.

Paso 1:

LIMPIEZA

Para que un tratamiento funcione, la piel debe estar  limpia, de esta manera conseguimos que todo lo que apliquemos después sobre el rostro penetre con mayor facilidad y actúe en profundidad. Para un cuidado facial correcto deberíamos limpiar nuestra piel dos veces al día. Al acostarnos para eliminar todas las impurezas que se van depositando en nuestro rostro después de todo el día y al levantarnos para eliminar los restos que puedan quedarnos del tratamiento nocturno así como preparar nuestra piel para la jornada que comienza.

Tus básicos en limpieza facial: Geles, leches desmaquillantes, aguas micelares, jabón… solo debes encontrar el que mejor te vaya a tu tipo de piel. Optes por el formato que optes recuerda que en tu neceser no debe faltar un producto de limpieza facial.

Consejo: Si finalizas tu limpieza con un tónico, éste te ayudará a equilibrar de nuevo tu pH natural.

Paso 2:

HIDRATACIÓN DIURNA

La piel que rodea a los ojos no tiene el mismo grosor que la del resto del rostro, es más fina, más frágil y más sensible,  por lo que un básico en nuestro cuidado facial diario debe ser el contorno de ojos, sobre todo a partir de los 25 años en adelante cuando se empiezan a notar los primeros signos de la edad. Consejo: Aplica poca cantidad con el dedo anular mediante suaves toques por toda la zona del contorno de ojos y nunca frotes para no dañarla.

Para el resto del rostro, encuentra una crema hidratante que cubra tus necesidades en función de lo que tu piel necesite. Así, si tu rostro tiene un aspecto más apagado, incluye una crema hidratante que aporte luminosidad a tu piel, la vitamina C por ejemplo es un gran antioxidante que aporta luminosidad al rostro. Consejo: la crema hidratante ayuda a que la base de maquillaje se asiente mejor y dure más durante todo el día.

Paso 3:

HIDRATACIÓN NOCTURNA

Mientras dormimos la piel aprovecha para regenerarse por eso el tratamiento de cuidado facial que utilicemos durante la noche penetrará mejor en nuestra piel. Es importante que las cremas que apliquemos de noche sean nutritivas para ayudar a la renovación celular. Consejo: en la aplicación de la crema nutritiva nocturna incluye el cuello y el escote, previamente limpio y seco para que esa zona se regenere también mientras dormimos.

Recuerda, si no llevas una rutina de cuidado facial diaria adecuada, muchos tratamientos que apliques sobre tu piel no actuarán de la misma manera. Con una piel limpia, conseguirás que el tratamiento utilizado sea más efectivo además de conseguir que tu piel respire y descanse, utilices maquillaje o no.

 

 

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Básicos de belleza que no deben faltar en tu cuidado facial

Básicos de belleza que no deben faltar en tu cuidado facial

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y las leyes españolas de protección de datos de carácter personal, le informamos sobre nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies y le solicitamos su aceptación para visitar nuestra página web.

  • Registramos información sobre su navegación para ofrecerle mejores servicios sobre su navegación.
  • Almacenamos "cookies" en su dispositivo, propias y de terceros (Google inc., Microsoft Inc., entre otros) para registrar sus visitas y atenderle mejor sin nos visita nuevamente o visita páginas de terceros donde se anuncian nuestros servicios.
  • Los datos recopilados se almacenan en nuestros sistemas, localizados dentro y fuera de la Unión Europea, cumpliendo los requisitos de la RGDP.

Estoy de acuerdo