Entrar
REDFARMA - farmacia online
 


Blog / Salud / Problemas oculares más comunes

Problemas oculares más comunes

problemas oculares

Dicen que los ojos son el espejo del alma, el reflejo de lo que sentimos y percibimos. Son la verdadera cara de todas las posibles que somos capaces de poner en una situación. Por eso, es tan importante protegerlos. Con motivo del Día Mundial de la Vista, que se celebra mañana, en Redfarma hemos querido abordar la problemática de las infecciones oculares más frecuentes en la sociedad.

Si bien es cierto que existen problemas que son más comunes de lo que pensamos y que pueden manifestarse en diferentes edades, hay algunas que normalmente se presentan de forma más patente a medida que se va envejeciendo, como es el caso de la presbicia. Se trata de la pérdida de la capacidad para ver claramente los objetos cercanos, un proceso que normalmente transcurre de forma lenta a lo largo de toda la vida pero que se percibe a los 40 años, cuando el cambio es más notorio. Para corregir esta dificultad la opción que ofrecen los expertos es utilizar gafas de lectura.

Otra problemática que afecta a un gran número de la población por las condiciones climatológicas y la exposición a los aires artificiales es la sequedad ocular, que ya tratamos en Redfarma en otra ocasión. Ésta se da cuando las glándulas lagrimales no producen suficientes lágrimas o las que producen son de mala calidad. Esto repercute en picazón, ardor y rara vez en pérdida de visión. Es igual de importante que la presbicia, aunque no se le confiera la misma importancia y por ello los médicos aconsejan el uso regular de un humidificador o lágrimas artificiales..

Los flotadores es otra de las afecciones que se producen en los ojos, pequeños puntos o manchitas que flotan a través del campo de visión. La mayoría de las personas que lo experimentan se encuentran en habitaciones muy iluminadas o al aire libre en un día luminoso. Suelen ser normales pero hay veces que pueden indicar un problema ocular más grave, como desprendimiento de retina, especialmente si van acompañados de destellos de luz. Por eso es importante conocer esta dolencia y si se produce acudir a un médico para que lo evalúe.

Las cataratas y el lagrimeo son quizá dos de los problemas más comunes en los ojos. El primero son áreas nubladas que se desarrollan en la lente del ojo. Cuando la catarata está presente, la luz no puede atravesar la lente con la misma facilidad; como consecuencia, la visión puede verse afectada. Y en el segundo caso,  se produce un lagrimeo constante consecuencia de mucha sensibilidad a la luz, el viento o los cambios de temperatura bruscos. En ambos casos lo mejor es tomar medidas de protección en los ojos como el uso habitual de gafas de sol, aunque en el caso de las cataratas resultan inevitables porque a los 45 años de edad la forma del cristalino empieza a cambiar.

Por último, el glaucoma se produce cuando hay un deterioro típico y progresivo del nervio óptico. Éste se asocia a menudo con un aumento de la presión ocular. Esto se explica porque el ojo es como una rueda que generalmente tiene una determinada presión y cuando aumenta ésta, puede estar asociado a un daño en el nervio óptico, o lo que es lo mismo, un glaucoma primario de ángulo abierto.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y las leyes españolas de protección de datos de carácter personal, le informamos sobre nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies y le solicitamos su aceptación para visitar nuestra página web.

  • Registramos información sobre su navegación para ofrecerle mejores servicios sobre su navegación.
  • Almacenamos "cookies" en su dispositivo, propias y de terceros (Google inc., Microsoft Inc., entre otros) para registrar sus visitas y atenderle mejor sin nos visita nuevamente o visita páginas de terceros donde se anuncian nuestros servicios.
  • Los datos recopilados se almacenan en nuestros sistemas, localizados dentro y fuera de la Unión Europea, cumpliendo los requisitos de la RGDP.

Estoy de acuerdo